SUPERSTICIONES EN RUSIA – Mindext

 

El pueblo ruso es muy supersticioso. En su mayoría, los malos presagios nacieron en la era pre-cristiana y ni las religiones tradicionales que llegaron a Rusia hace más de 1.000 años, ni los ideólogos del régimen comunista durante los casi 70 años de gobierno soviético, han podido eliminar la fe en dichas creencias. Si planeas vivir entre rusos, debes conocer qué significan estas supersticiones y cómo reaccionar ante algunas de ellas.

No entregar dinero en la mano (menos en la tarde/noche)

Los rusos tienen muchas supersticiones relacionadas con el dinero. Por ejemplo, un cajero o un taxista te podría rechazar el dinero si se lo entregas en la mano y solicitarte que lo coloque en una bandeja especial frente a la caja. Esto no significa en absoluto que les desagrade el contacto con otras manos. Por el contrario, se cree que el dinero puede transmitir la energía de quién lo posee, incluso la energía negativa.

Escupir o toca madera

Los rusos creen en el mal de ojo—una mirada endemoniada que trae mala suerte o problemas—y lo temen. Es común ver que, después de que alguien halague a los hijos de otra persona, los padres del niño hacen que escupen tres veces por encima de su hombro izquierdo y tocan una superficie de madera tres veces. Esto también pasa, por ejemplo, cuando alguien te dice que tienes un cabello hermoso o si estas a punto  de un inminente éxito.

No sacar la basura en las noches

Se dice que sacar la basura de noche puede causar la ruina de un hogar. Para evitar los malos olores debe dejar la basura en una bolsa resistente y sacarla en la mañana.

Nunca regales cuchillos, relojes o bufandas.

No son los mejores regalos para un ruso. Las bufandas, por ejemplo, presagian lágrimas; los cuchillos, enemigos, y los relojes, despedidas. Aún si pudieras regalar a una chica rusa una lujosa bufanda de una buena marca, preferiría comprarla ella misma. Si, a pesar de todo, haces a alguien uno de estos obsequios, no te sorprenda si le dan una pequeña moneda a cambio (como si la estuvieran comprando.

Mírese nuevamente en el espejo si ha tenido que regresar

Para los rusos, tener que volver a casa por haber olvidado algún objeto después de haber salido es un mal presagio, un augurio de mala suerte. Por lo tanto, si un ruso se da cuenta de que ha olvidado algo, primero decidirá si es algo que verdaderamente necesita y, si lo es, regresará, pero pasará frente a un espejo y se mirará a los ojos. Es otro truco para engañar a los malos augurios.

No se siente sobre o en las esquinas de una mesa

A muchos rusos les molestan las escenas de películas estadounidenses en las que el héroe se sienta o pone los pies sobre la mesa. Y no sólo porque es antihigiénico, sino porque se considera un presagio de muerte o pobreza. Si una persona se sienta en la esquina de una mesa, se dice que no se casará (algo muy importante para los rusos).

¡No pasar por debajo de las escaleras! 

Una de las supersticiones más comunes es nunca ir debajo de una escalera apoyada contra una pared. Hay varias explicaciones posibles para esta superstición.

La primera teoría, cristiana, proviene de la fe en la Santísima Trinidad. Una escalera apoyada contra una pared forma un triángulo y la «violación» de dicho triángulo se consideraba sacrílega.

La segunda teoría se remonta a la Edad Media. Las escaleras portátiles hacían que la gente pensara en la horca, y se creía que al pasar por debajo de las escaleras, la persona se acercaba a su propia muerte.

El problema no viene solo

El número tres lleva mucho tiempo dotado de propiedades mágicas. Como regla general, se supone que escupir sobre tu hombro, tocar madera y repetir otras acciones rituales se realiza tres veces.

Además, las personas supersticiosas tienden a creer que los problemas, como las alegrías, tienden a suceder en triples.

Romper un espejo

Según una antigua leyenda, romper un espejo es una forma segura de condenarse a siete años de fracaso. Esta superstición surgió de la creencia de que los espejos no solo reflejan objetos, sino que contienen una parte del alma humana.

Al igual que el número tres, el siete a menudo se asocia con suerte o fracaso. Para evitar siete años de mala suerte, se recomienda tomar medidas de precaución: llevar uno de los fragmentos de espejo al cementerio.

Categories: Rusia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *